Consorcios y uniones temporales pueden ser parte de procesos judiciales contractuales


Mayo 26, 2016

La ausencia de personalidad jurídica propia no le impide a estos entes defender sus derechos. La normativa colombiana no exige la personalidad jurídica como un requisito indispensable para ejercer acciones judiciales. Por tanto, aunque los consorcios y las uniones temporales carezcan de ella, si tienen aptitud para ser parte del procedimiento administrativo contractual y concurrir al proceso judicial correspondiente, a través de su representante.

Esta es la nueva tesis de la Sección Tercera del Consejo de Estado, adoptada en la sentencia 2500023260001997139300 (19933) del 15 de septiembre de 2013, que unificó la jurisprudencia en la materia. Justamente, la Ley 80 de 1993,otorgó capacidad de contratación a esos entes, la cual comprende el poder para ser titular de derechos y obligaciones, y la facultad de ejercicio de los mismos, es decir, comparecer en juicio con el fin de exigirlos.

El Consejo de Estado aclaró que la nueva tesis solo aplica a los litigios derivados de los contratos estatales o sus procedimientos de selección y no se extiende a otros campos diferentes. Además, esta posición no es un obstáculo para que los miembros de esas organizaciones, sean personas naturales o jurídicas, actúen en el proceso como sujetos activos o pasivos.

En cuanto a la actuación del representante de tales entes, el alto tribunal aseveró que es contradictorio suponer que él puede celebrar el contrato, convenir su liquidación o recurrir los actos administrativos contractuales, pero no demandar estos actos ante el juez competente.

Del mismo modo, dicha persona representa la agrupación empresarial en su conjunto y no a cada uno de sus integrantes individualmente considerados. En consecuencia, la notificación de los actos contractuales que se haga al representante se tendrá por bien hecha, sin que sus efectos dependan de que la entidad pública localice a todos ellos.