Daños por actos carentes de buena fe en etapa precontractual deben repararse


Mayo 27, 2016

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia recordó que todo daño generado durante la etapa precontractual que implique el rompimiento abrupto y sin justa causa de las negociaciones por la comisión de actos exentos de buena fe debe ser reparado de manera integral.

Dicha acción reparadora debe incluir los conceptos tradicionales que estructuran la indemnización de perjuicios, es decir, el daño emergente, el lucro cesante, la posible afectación moral, entre otros. Sin embargo, el resarcimiento no puede pretenderse bajo características idénticas a las que originarían la indemnización por el no cumplimiento de un contrato, aclaró la Corte.

El asunto que dio origen a esta reiteración, se centra en una solicitud elevada por la asociación de padres de familia de un colegio que, cada año escolar, gestionaba una póliza de vida colectiva, con la que se amparaba la continuidad de los estudios, en caso de que el responsable asegurado falleciera.

El corredor de seguros, en calidad de intermediario, se encargaba de incluir o excluir a los asegurados, de acuerdo con la información recibida al inicio de cada año escolar. Iniciado el trámite de reclamación para recibir la indemnización respectiva, se evidenció que el intermediario excluyó al asegurado unilateralmente, sin informar previamente a los tomadores de la póliza, razón por la cual estos demandaron al corredor y a la aseguradora.

Aunque los cargos planteados en casación no prosperaron, los demandados sí faltaron al deber de proceder con buena fe, indicó la Corte. No obstante, fueron absueltos, porque la solicitud no se centró en ese aspecto, ni se acreditó el perjuicio invocado.