Despido de personas en condición de discapacidad siempre requiere autorización del Mintrabajo


Mayo 26, 2016

El artículo 26 de la Ley 361 de 1997, obligó al empleador a solicitar autorización al Ministerio de Trabajo (Mintrabajo), para que este verifique la configuración de una justa causa, antes de despedir a una persona en situación de discapacidad.

Así lo recordó la Corte Constitucional, al insistir en que dicho permiso siempre debe existir en tales casos, pues es una intervención de la autoridad pública destinada a garantizar el derecho al trabajo de esa población.

La sentencia T-531 del 06 de julio de 2011, publicada recientemente, reiteró que la finalización del vínculo en esos eventos es ineficaz y genera el reintegro y el pago de la indemnización equivalente a 180 días del salario,consagrada en el artículo 26.

De hecho la estabilidad laboral reforzada en las personas que se encuentran en circunstancias de debilidad manifiesta también se extiende a quienes se les dificulta sustancialmente ejercer sus labores en condiciones laborales, sin necesidad de que exista una calificación previa de su discapacidad.

El magistrado Gabriel Eduardo Mendoza salvó parcialmente el voto, al considerar que el reintegro y la indemnización sustitutiva no pueden ordenarse simultáneamente en dicho contexto, por ser excluyentes.

A su juicio, el reintegro, junto con el pago de salarios y prestaciones insolutas, supone la vigencia de la relación laboral, mientras que la indemnización significa que el contrato terminó, es decir, cada figura ampara una situación diferente.