Estado debe reparar daños ambientales por fumigación


Mayo 26, 2016

Los perjuicios ambientales causados por una actividad, sin importar si es lícita o legitima, generan la obligación de reparar. Así lo reiteró el Consejo de Estado, en la Sentencia 18001233100019990027801 del 30 de enero de 2013, al declarar responsable a la Policía Nacional por los daños que generó una fumigación con glifosato. El alto tribunal ordenó ejecutar un proyecto de reforestación con especies maderables propias de la zona, con el fin de obtener una reparación integral.

El Estado no puede fumigar un cultivo sin haberlo identificado previamente como ilícito. Por lo tanto, en caso de que se produzca una afectación, procede la reparación in natura de los daños ambientales, cuando estos no son susceptibles de valoración económica.

En este contexto, el Consejo de Estado recordó que la Constitución le dio una dimensión positiva a la protección del medio ambiente, que se proyecta en un deber abstracto de protección en cabeza del Estado y de los particulares; el derecho a gozar del ambiente que tiene todo ciudadano; el deber de la administración de prestar el servicio público de saneamiento o protección ambiental, y el deber concreto que tiene el Estado de ejercer una función precautoria, preventiva, represora y de limitación, especialmente de la propiedad y de la libertad económica.

El alto tribunal reiteró que si bien la fumigación que realiza el Estado es una actividad lícita o legítima cuando causa un daño ambiental, se genera la obligación de reparar.

En este orden de ideas, la Sección Tercera señaló que la legislación de protección al medio ambiente exige identificar los linderos del predio y los cultivos ilícitos, para lo cual puede usarse medios tecnológicos.

En el caso analizado, la corporación comprobó que la aspersión aérea de glifosato realizada por la Policía Nacional genero daños ambientales en un predio del municipio de Belén de los Andaquíes (Caquetá).

Como consecuencia de lo anterior, le ordeno a la Policía ejecutar un proyecto de reforestación con especies maderables propias de la región, con el fin de obtener una reparación integral en los bosques afectados.