Explicaciones en diligencia de descargos no bastan para probar despido sin justa causa


Mayo 26, 2016

La Corte Suprema de Justicia advirtió que las explicaciones dadas por el trabajador en una diligencia de descargos no son suficientes para probar una injusta causa de despido.

Según el alto tribunal, en estos casos el empleado debe demostrar que la terminación del contrato se dio a instancia del empleador, y a este último le corresponde probar que el despido se basó en las causas esgrimidas en el documento con el que comunicó su decisión.

En el caso analizado, el juez encontró probada la justa causa, porque el trabajador no aportó elementos demostrativos que justificaran su retiro del sitio de trabajo y la inasistencia al día siguiente.

En opinión de la Sala Laboral, ese raciocinio no constituye una equivocada interpretación del artículo 177 del Código de Procedimiento Civil, según el cual cada parte debe demostrar las afirmaciones que hace, pues no se le impuso al trabajador la obligación de probar la injusticia del despido.

A su juicio, exigir que se aportara la prueba del hecho que motivó la ausencia del puesto de trabajo no es equivocado, sino que se ajusta al contenido de la norma procesal, pues a quien comete una falta no le basta alegar los hechos que aduce como justificativos; además de eso, debe probar su existencia.